23/6/10

Sincronicidad Temporada 2- 1


Previamente en Sincronicidad- Mirá que sos porfiada, si tomaras la medicación vía oral no tendría que pincharte tanto, mirá como tenés esto. Es un pinchazo más, sabés. Después te dejo en paz y si querés comer, comé y si no te vamos a tener que entubar otra vez.
Maira no contesta. Ni se mueve, ni se queja. Cierra los ojos y resiste el dolor del pinchazo. Uno más, otro más, no tiene ninguna importancia. Los momentos de lucidez son cada vez menos frecuentes.
-Daniel...solo dame la mano... muy despacito-. Balbucea apenas.
A los pocos minutos duerme profundamente y un hilo de baba cae a un costado de su boca.
Las lágrimas ya se le agotaron.

Temporada 2
Capítulo 1
Frío y azul.

Buenos Aires.
15 días antes.
- ¿Y cuánto tiempo estaríamos afuera, Chino?- Daniel mira al hombre a través del humo.
- ¿Qué te pasa, che? Estás en otra, no me das bola. Te dije que es un viaje a Olavarría, descargamos chapas en el corralón de Azul y cargamos cemento allá. Hace dos meses hicimos lo mismo, serán dos días, tres, como mucho.
- Tres días es mucho.- dice Daniel pasando el dedo por el borde del jarro de chop mientras mira algo que no está a la vista.
- Bué. Andás dulce, entonces. Me dijiste que necesitabas la guita...¿En qué andás, si se puede saber, Pelado? Tenés la cabeza en otra parte.
- Si fuera la cabeza nomás…
- ¡Epa, epa! ¿Una minita?
Daniel se estira para atrás en la silla, cruza las manos sobre la nuca, mira al techo del bar y resopla.
- Psssseeee
- Ahora, decime ¿Desde cuando a vos te pone así una minita? ¡Tiene que ser un camión, hijo de puta! Contá, no te la comas vos solo.- dice guiñando un ojo.
Daniel sopesa si el amigo camionero podrá entender lo que tendría para contar, para decidir en diez segundos que no, pero igual contesta.
- Es una pendejita. Es complicado ¿sabés?...Cuando me llamaste estaba en el hospital con ella, se agarró una neumonía, parece.
- Uhhh, si. Esa es complicada, muy complicada. Esa de engancharse con pendejitas, digo. Decimelo a mí ¿te acordás de la piba aquella que…?
- Si, me acuerdo, Chino, como no me voy a acordar. Te la tuve que sacar a la patrona de encima para que no te cape, viejo, que decís. Encima me tuve que hacer cargo. Pero no, esto no es nada parecido, es…raro. Es otra cosa.
- Pero qué ¿Anda en la joda, falopa, algo de eso?
-No. Está más sola que yo. O peor. Bueno mirá, disculpame pero esta vez no soy de la partida. Decile al Turquito que seguro que anda en banda y agarra viaje. Me tengo que ir.
- No te puedo creer¿Desde cuando a vos te molesta estar solo? Bueno, che, los años no pasan al pedo. Suerte con lo tuyo, Pela, nos vemos.

Buenos Aires 15 días después.
- ¿Qué pasa, Ricardo, te dije que no me vengas a ver al laburo.- los ojos de Andrea son dos porciones redondas del Puelo en días de sol.
- Es que lo de tu hermana se está poniendo feo, sabés, no me gusta nada. Si alguien llega a pedir una segunda opinión médica estoy frito. Si alguna de las enfermeras sospecha algo, igual. Estamos fritos, bah.
- Sos un cagón. ¿Ves que sos un cagón? ¿Quién carajos le va a pedir una segunda opinión, salame, si yo soy la única familar? ¿Me querés decir? ¿A quien le importa si ellos están cobrando buena plata por tenerla ahí, eh? ¿O que? ¿Te volvieron los escrúpulos ahora, justo ahora que yo te necesito?
- No, mi amor, pará. Pará un cachito y pensá. Es que la estamos sobre medicando, y su estado general…es peligroso, negra, te juro que es peligroso ¿Vos la viste como está?
- Sí, ya sé como está. Está bajo techo, está controlada, cuidada y calentita, está mejor que vagando por las plazas o con el degenerado ese. Así está.
- El degenerado ese la está buscando, cariño, te lo recuerdo…
- Si ese tipo encuentra a Maira yo dejo la chapa acá arriba y me voy. ¿Me entendés? ¿O para que mierda te crees que estoy en la fuerza yo?- y endulzando la expresión y la voz- Son unos días, nomás, mi amor. Unos días más, a lo sumo una semana. Hoy me llamó el abogado y me dijo que la sucesión está lista para firmar en dos días. Después ponemos el hotel en venta y se acabó todo. ¿Me entendés, mi amor? En una semanita tenemos todo arreglado.
- Si es que tu hermana aguanta una semana, mi amor.
- Va a aguantar. Las ha pasado peores, haceme caso.
-
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias