8/6/10

Sincronicidad

Sincronicidad (definición)
Hay una cosa confusamente formada
anterior al Cielo y a la Tierra.
¡Silenciosa, ilimitada!
De nada depende y no sufre mudanza,
gira y retorna sin descanso;
puede ser tenida por madre del mundo.
Su nombre desconozco,
la denominan Tao.
Tao Te Ching.
elco1

Capítulo 1
Mano derecha
Sube corriendo la escalera estirando las piernas largas hasta donde se lo permite la mini de jean. Las paredes descascaradas y el olor a humedad hablan de un edificio donde funciona una repartición estatal. Los pocos que se cruzan con ella no pueden evitar darse vuelta. El tintineo de las cadenas del cinto la acompaña como una suave banda sonora. La mano derecha cubierta por un guante negro de medio dedo se aferra al pasamano y lo suelta. Se aferra, lo suelta. El pelo negro revuelto en mechones lacios desparejos termina a un costado en una finísima trenza con destellos rojos que baila al ritmo de sus saltos.
Imposible no darse vuelta para mirarla.
-Busco a mi hermana.- le dice al ordenanza que finge acomodar unos papeles- Es la oficial Campos, Andrea Campos.
Con un movimiento de cabeza y la boca semiabierta, el ordenanza le señala la puerta de la derecha. Es una minúscula salita de espera con dos sillas de plástico y una está ocupada por un hombre.
Espere ser atendido” dice el cartel sobre la puerta vidriada. Maira detiene su puño en el aire cuando ve al trasluz la silueta de la hermana que parece ocupada con alguien. Lo suyo es urgente pero no quiere molestarla. Bastante molesta está ya por tenerla viviendo en su casa, después de…
- ¿Tenés hora?-. la pregunta viene del hombre que espera.
- ¿Tengo pinta de tener hora, yo?.- Le contesta bajito y sin mirarlo.
El sí la mira. Se detiene bastante en los labios pintados de negro, busca el brillo de los ojos escurridizos, desciende por el camino largo de las medias negras hasta la punta de la bota con hebillas plateadas que ella golpea contra el piso. El sonríe y le contesta.
- No. No parecés alguien que se preocupe por el tiempo. Aunque si se te nota la impaciencia.
Maira lo mira por primera vez entrecerrando los ojos para hacerle un escaneo rápido. El hombre moreno tiene unos cuarenta bien llevados y una campera de cuero negra con pliegues desgastados, barba candado y cabeza rapada. Aún sentado lo percibe alto, muy alto.
- ¿Nos conocemos de algún lado?- dice ella mientras descubre que las uñas de la mano derecha de él son más largas que las de la izquierda.
- Es imposible-dice él-, si te hubiera visto antes seguro que no te habría olvidado.
- ¿Tocás la guitarra?- Dice ella señalando con el dedo medio enguantado la mano de uñas largas.
El le cuenta que sí, que tiene una banda de rock que casi nadie conoce, que está ahí tramitando un permiso para un recital, que por primera vez van a ser teloneros de una banda importante, que van a tocar con Los Redondos…
- A mi viejo le gustaban Los Redondos. Los escuchaba tanto que me terminaron gustando-. Dice ella y se le pierde la mirada otra vez.
- Mirá que casualidad-. Dice él tratando de traerla de vuelta a su mundo, mientras revuelve en su ataché buscando algo- Tengo dos pases gratis, si querés podés ir con tu ¿novio? O con tu viejo.
- No tengo novio. Mi viejo, no, olvídalo, no está. Amigos no tengo acá, hace poco que vine. Dame una sola. Capaz que voy…
El escribe algo atrás del papel y se lo da.
La puerta vidriada se abre y la mujer policía abre unos ojos azules asombrados.
- ¿Qué hacés acá, nena?
- No me digas nena, tengo veinte. Necesito hablar con vos, es urgente. Y privado.- Dice Maira mirando al hombre que espera.
- En un minuto lo atiendo, perdón.- dice Andrea sin disimular el fastidio.
Y cierra la puerta después de que ambas entran a la oficina.
Continuará
(Seran tres capítulos por semana)

1 comentario:

  1. Empecemos por lo primero: Después de participar en un festival de 1982 que salió como el ojete, los Redondos decidieron nunca más tocar con otras bandas. "Solos y de noche" era su filosofía. Por lo tanto te recomiendo que busques otra banda como posible acompañante. Creo que la Renga sigue tocando. O Divididos.

    ResponderEliminar

Gracias