20/7/10

Sincronicidad Temporada 2-7


El tiempo del no tiempo se acelera.
Lo no resuelto viaja en carrusel
Noches de no dormir con la serpiente
Luces que absorben marcas en la piel
Y el amor.
El amor que corta fino
Transformando en licor
El rancio vino.
(Lils)

Temporada 2
Capítulo 7
Como un carrusel


Daniel pone las manos en la nuca y mira al cielo como buscando una respuesta que no vendrá, mientras los policías hablan entre ellos.
-¡Que cosa increíble esta familia! ¡No se puede creer!
-En esta misma curva fue lo del padre ¿no?
- Perdón ¿Ustedes conocen a la familia de la mujer muerta?- pregunta Daniel.
- Si, es una familia muy conocida acá en San Martín. Hace poco se mató el padre en esta misma curva, que increíble, no. ¿Por?
- Nada. Me gustaría darle el pésame a la familia. ¿Dónde viven?
- Creo que queda solo la hermanita menor. Pobre piba, que desgracia. Che, Ramírez ¿Quién va a avisarle? Vos- dirigiéndose a Daniel- tenés que ir a declarar primero, pero no va a haber problema, las huellas son claras, la mujer se comió la curva.
A Daniel ya nada le parece increíble. Está como subido a un carrusel que le muestra el mismo paisaje. Da vueltas y vueltas y la sortija tiene siempre la forma de la piba, la cara de la piba, los ojos de la piba. La boca de la piba que extraña como si la hubiera besado tantas veces. No fueron tantas, chabón, y a ella no le importa nada, se dice, pero va en busca de ella.
20 minutos antes.
- ¿Vos escuchaste eso, Marina? ¿Lo escuchaste? Dice Maira con un sobresalto.
- ¿Eso qué?
- ¡La explosión! ¡El ruido! ¿No escuchaste nada?
- No. Te habrá parecido.
- No. Fue igual a cuando…el accidente de papá. Algo le pasó a mi hermana.
Cuando el patrullero estaciona frente al chalet, Marina abraza a Maira. Ya saben. ¡Pero es tan fuerte que otra vez se confirme!
San Martín de los Andes, un día después.
Nunca le gustaron los cementerios, ni siquiera los cementerios parque como éste, tan campestre y rodeado de montañas. Daniel se apoya en el tronco de uno de los pinos sin ver las flores ni el césped impecable. Tiene enfrente y a escasos metros a la piba. ¿De qué se disfraza para decirle a Maira que él manejaba el camión que mató a su hermana? ¿Y si no se lo dice? ¿Y si solamente aparece, la abraza y nada más? ¿Y si ella lo putea? ¿Y si le confirma lo que le dijo Andrea la última vez que la vio viva?
- ¿Quién es ese tipo que está en el pino? ¿Lo conocés? Te está mirando desde hace un rato largo. Dice Marina.
- No puede ser. Es Daniel. ¿Vos estás viendo lo mismo, Marina? Decime como es, describímelo.
- Alto, morocho, cabeza rapada…
- Es él.
Maira no corre, camina despacio. No siente la tierra bajo sus pies. Ni piensa que bajo esa tierra acaba de dejar a su única hermana.
Camina, abre los brazos y sonríe, mientras Daniel deja caer su último miedo y también camina seguro hacia ella.
Continuará


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias