3/12/10

Cuénticos Introducción

Hace ya mucho tiempo que nuestros amigos los científicos firmaron el certificado de defunción del paradigma newtoniano mecanicista. La visión de un universo integrado por ladrillos de materia sólida y regido por ciertas leyes invariables empezó a colapsar cuando se supo que el átomo está constituído en un 99,90 % de vacío. Fue entonces que los menos escépticos descubrieron que algunos místicos como Buda habían descripto la realidad con un rigor científico admirable. " Todo es energía" habrían dicho, "La materia es una ilusión".
El observador modifica lo observado y aún más, la conciencia crea la realidad. Tuvieron que pasar miles de años (un suspiro en el entramado cósmico de la eternidad) para que las verdades de Buda y Lao Tzé tuvieran  basamento científico. Y falta aún bastante más para que el cambio paradigmático sea aceptado por la masa crítica necesaria. O no. Tal vez el cambio ya esté entre nosotros sin que lo podamos advertir completamente.
En síntesis, el mundo y sus alrededores contiene mucho más que lo que podemos ver, oír, oler, tocar, gustar.
Contiene mucho más que lo que podemos sentir y pensar. Dios es una corriente continua y eterna de energía, información e inteligencia que lo atraviesa todo, desde montañas a lagos, vegetación, animales y humanos.
La materia no existe, miamor, la materia no existe...sería la versión Baglietto.
En esta serie de Cuénticos, donde se mezcla, como debe ser, la física cuántica con la espiritualidad, lo trascendente con lo perecedero, lo cotidiano con lo mágico, lo humoristico con lo profundo, y lo malo se entremezcla con lo bueno para contarnos que en realidad son las dos caras de una misma moneda, en esta serie de cuénticos, digo, voy a mezclar experiencias directas y otras hiervas. Atenti. No tengo la menor idea de lo que puede llegar a salir. Como debe ser.

  Donar


4 comentarios:

  1. Ese pajarraco azul que me sigue en mis evoluciones me da por las pelotas...como debe ser. Quedo a la espera de ver que sale de la fantasía cuéntica o cuántica (que también lo es). Ándale, imita a los físicos y mándate una de las buenas... engañarás a menos personas pero habrá más felicidad...
    Sólo te pido una cosa, no digas que es verdad...jajaja

    ResponderEliminar
  2. Mirá quien vino, pajarraco! la monique!
    A veces la ficción anticipa el futuro. Bah, no dije nada original. Ver Julio Verne. :-)

    ResponderEliminar
  3. Salga lo que salga... saldrá "güeno".
    Sip. Yo lo sé. :-)

    Más besos!

    ResponderEliminar
  4. Salgare lo que salgare, decía un personaje de mi pueblo, jaja!
    Me tiene fe la Galle! graaaaaaaacias y beeeeeeeeesos

    ResponderEliminar

Gracias