24/12/10

Cuento occidental y cristiano

twitter-ball
Esta versión que se podría ubicar fluctuando entre una devaluación del cuento chino y el delirium caloris, se escribe yendo de la cocina al living, con olor a ajo y perejil y vahos sudoríparos a causa de un peceto que se cocina a fuego lento por improvisión meteorológica. En resumidas cuentas, cuando decidí comprar el peceto a precio vil y frizarlo como quien invierte en oro por si las moscas inflacionarias, no imaginé que en Mardel fuera a hacer este calor un 24 de diciembre.

Así que mientras voy y vengo del horno al ventilador y de lo culinario a lo religioso, meto en una batidora imaginaria los ingredientes de un cóctel de letras con hojas de muérdago y hielo picadito. Y una pizca de tristeza. Me solidarizo con el pobre papá noel que anda equivocado de hemisferio.

El cuento, en su versión original (¿?) me lo contó un buen hombre que vivía en la casa parroquial de la capilla de mi pueblo, hace muchos años. Por ese entonces yo no sabía que el señor de sotana tenía algunos compañeritos pedófilos haciendo de las suyas por el mundo, pero como siempre fui muy perceptiva, el relato mismo me dio mala espina. Con el tiempo lo fui reconstruyendo con piezas tomadas de acá y de allá. Y me quedó bastante bien destruído. Más o menos así:

En días como hoy se celebra el nacimiento de un flaco con una personalidad muy carismática, a juzgar que después de 2 milenios se sigue hablando de él y algunos lo consideran su salvador.
Según dicen el flaco dijo e hizo muchas cosas en los tres años que se dedicó a predicar. Hablaba de amor y de paz. Pero también se calentó con los que tenían en ese entonces el monopolio de la fe y lo usaban para hacer negocios. Literalmente, les cagó a patadas el templo, lo que hace suponer que era pacifista pero no boludo. Muchas son las cosas que se dice que dijo, pero la ausencia de tecnología de comunicaciones hizo que una sola editorial comprara los derechos de autor del flaco monopolizando su discurso que, por si esto fuera poco, fue transcripto por redactores tercerizados. (¿Habrán cobrado algo o los empresarios y sindicalistas se quedaron con todo?)

Circulan también muchas versiones apócrifas, y otras tantas adaptadas, tantas, que es imposible determinar cuál es la posta posta, aunque todos se desgañitan reclamando para sí mismos la posesión de la verdadera verdad. De lo que estoy casi segura es que si el flaco volviera, volvería a cagar a patadas a todos estos mercaderes del templo que usan su marca y dicen representarlo, los oficiales, los reformistas y los adaptadores y les quitaría la franquicia. También creo que en épocas de twitter, el flaco se avergonzaría de algunos de sus seguidores y trataría de convertirlos o de última les bloquearía la entrada a su TL. Sería impresionante la cantidad de genocidas y violadores que quedarían afuera, si el flaco volviera. Si pudiera ver lo que hicieron los que dicen calzar sus sandalias mientras apañan o fomentan el odio, la división, la pobreza, la violencia o los que prohíben esto o lo otro y lo de más allá en SU nombre. Y el tipo predicaba la libertad. ¿Podés creer?
Si sus últimas palabras fueron “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Hoy ¿Qué diría?

Me fui de tema. No escribí el cuento que yo quería. Son los vapores que emanan del horno, el ajo y el perejil, el muérdago con hielo o el espíritu que se filtra no se por que portal abierto en el muro de mi agnosticismo. Mis hijos ponen música fuerte en el living y me contestan“ porque es Navidad”. Y yo me trago el cuento.

Amor y felicidad para todos.

13 comentarios:

  1. penelope23:09

    Lils, con peceto o con muérdago, con bronca o con alegría, pero todavía vivos, y dando que hablar...
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:56

    Que boludo, recién ahora me doy cuenta cómo es este asunto de las "comentarios desactivados", jajaja
    Siempre pensé que las últimas palabras del flaco habían sido "Padre, por ué me has abandonado?...", mostrando quizás algún signo de nuestra flaqueza humana,
    Pero esta claro que si volviera, volveriamos a crucificarlo
    Amiga, hubiera necesitado algunos vahos etílicos, acampañarse con algún vasito de blanc fresco, jajaja
    besos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:57

    P...no firmé. Renzi

    ResponderEliminar
  4. Penny (ay) Feliz navidad, vecina. (ay)
    (los ay son a causa de la resaca) (AY)

    ResponderEliminar
  5. Renzi, ¿está seguro de que esas fueron sus últimas palabras? Usté debe tener otra versión. (ay)
    Omití el daikiri que me venía tomando desde las 17 hs, solo así se explica que haya inventado la palabra "improvisión" jajaja
    Lo de comentarios desactivados es estrategia pura, así desvío el tránsito para este lao. (ay)
    AY. ¿Quien me mandó a mezclar daikiri con champú, cerveza y fresita? ay

    ResponderEliminar
  6. tu cuento quedó como el cuento de ese flaco jipón: nadie sabe la posta, y la info es variada. pero una cosa es segura, lo que sea que te pongas a contar te sale regio y divertido!! y a esta altura la resaca etílica ya se te habrá ido. más grave es la resaca que tiene la humanidad por la mezcla de creencias..... ja!!!
    salutes!!!!

    ResponderEliminar
  7. Entonces la posta es escribir con un par de daikiris encima...y un container de buscapinas!! jaja no te digo Salutes porque me activa la memoria resaquil. :-)

    ResponderEliminar
  8. Es que la Navidad es un monstruo grande y pisa fuerte...Festejamos hasta los recontra-ateos y debemos Aprovisionar las ¿tradicionales? vituallas que acostumbran devastar las hordas familiares mostrando su verdadero yo católico pistólico y romano.
    Yo no festejo en sentido literal, pero reúno a los que quiero (los otros vienen colados) para que Papá Noel, ahora perseguido por uno que se avivó y quiere protagonismo, cumpla con el cometido que más le agrada a mi familia: seeeeeee LOS REGALOS.
    Besos y
    FELICES FIESTAS CON MUCHOS FUEGOS ARTIFICIALES (¿NO SON LO MÁS?)

    ResponderEliminar
  9. Llego retrasadísimaaaaaaaaaaaaaaaa, pero llego.

    Hija míaaaaaaaaaa ¡me encantó!.
    Tanto, tanto... que me lo he guardado en la PC para leerlo y reenviarlo año próximo. :-)

    PD: Respetaré el copy right ¿eh?. No tema, que no pirateo.

    ¡Besugos atrasados! (El del horno no, los mios)

    ResponderEliminar
  10. Moni, yo siempre digo lo mismo: este año no voy a hacer nada ¡pero es imposible! jaja siempre hay un nuevo vástago que reclama atención y regalos y sucumbo al jolgorio. Besooooooooos amigaaa!

    ResponderEliminar
  11. Isa, me va a encantar leer esto el año que viene y comprobar que nada ha cambiado jaja!
    Es un honor que lo guardes, amiga, te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  12. Ah, siiiiiiiiiiii los fuegos artificiales son lo máaaaaaaaassssss!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo13:47

    Todos se han llevado su parte en esto Lils, y lo siguen haciendo :-)
    Besotes
    Govenka

    ResponderEliminar

Gracias