8/7/17

La materia no existe. Max Planck 1918

LA MATERIA NO EXISTE, ¿OYERON?

Algún día, si me permiten arriesgar un vaticinio, la historia se dividirá en "materialista" y "post-materialista".

El nombre será otro, seguramente, pero a fin de no equivocarme y arruinar mi predicción por una palabra mal imaginada, prefiero usar, por ahora, la expresión "post-materialista".

Cuando los historiadores busquen la semilla del post-materialismo, se retrotraerán al día en que Max Planck formuló lo que, en mi opinión, debería ser considerado el párrafo inicial de cualquier manifiesto de física cuántica.

Han pasado ya casi 100 años desde esa jornada de 1918 en que Planck pronunció aquellas palabras, y hasta el momento parece como si nadie las hubiera escuchado.

Los dichos de Planck fueron alevosamente ignorados, porque no llegaron en la circunstancia apropiada. A principios del siglo pasado, las inquietudes espirituales del hombre iban camino a ser acalladas por el estruendoso avance de lo material. Lo material estaba en alza; no era momento de oponerse a la moda. No era momento de hacerle frente al imperio del materialismo, que se hallaba a las puertas de una inusitada expansión.

Pero ya sabemos cómo es el ciclo de los imperios: cuando la expansión sobrepasa ciertos límites, empieza la decadencia, que culmina en el derrumbe.

La expansión del materialismo ha sobrepasado ya todos los límites de lo concebible. La burbuja se ha inflado a su máxima tensión; cabe pensar que no falta mucho para que explote.

Lo que vendrá después de la explosión, se llame como se llame, será el post-materialismo, cuya frase fundadora será aquella que dijo Planck al recibir el Premio Nobel de Física en 1918, y a la que el mundo ha permanecido indiferente durante un siglo:

"Como hombre que ha dedicado su vida entera al estudio de la materia, puedo decirles, como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: la materia no existe como tal. Toda la materia se origina y existe sólo en virtud de una fuerza que hace vibrar la partícula atómica y mantiene unido ese diminuto sistema solar que es el átomo. Debemos asumir que detrás de esa fuerza existe una inteligencia".

Esa inteligencia, según Planck, es la matriz que proyecta lo que nuestros sentidos decodifican como materia.

Cien años después, la física cuántica continúa demostrando, experimento tras experimento, que la materia no existe... y la afirmación de Planck, al fin, empieza a ser escuchada.

Algún día, además de escuchada, será comprendida y aceptada. Y en ese mundo post-materialista, la gente se reirá de alguien que crea que la materia es real, como nos reiríamos hoy de alguien que creyera que fue real su sueño de anoche.

Fuente web El zentido de la vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias