4/9/09

Quorum

Nos estiramos en la cama con movimientos ondulantes como los del gato que se adueñó de la cornisa arqueando el lomo.
Debajo de las sábanas hay una insurrección de calcetines blancos y muslos enlazados, agitación que solo se dispersa con el aroma explicito de un capuchino y una cortina tibia de agua de la ducha.
¿Y si le damos franco al loro parlanchín y sus dictados?
¿Y si canjeamos bonos con el desinterés más hondo en temas de interés general y otras minucias?
¿Y si aprobamos por amplia mayoría el proyecto de ley de pura entrega al gozo?
Adivino respuestas en aleteo verdiamarillo debajo de tu iris felino y saboreo un "sí" en tu boca mentolada, muy ocupada para responder.

La afirmación me llega con carácter táctil. Nuestras palmas se elevan confirmando.

Habemus quórum.

3 comentarios:

  1. Ok, me voy a cortar las venas y vuelvo. Gracias...

    ResponderEliminar
  2. Un poco más en serio, y sin desmerecer mi sincero comentario anterior (a excepción de esa parte de cortarse las venas) creo que es hora de decirte que escribís muy lindo, Lils.

    Fuera de broma, es un placer la lectura en este blog.

    Besos!

    (MdQ está en mi corazón a dónde vaya)

    ResponderEliminar
  3. Relato 1) No me hago responsable. ja!

    Relato 2) A mi me encanta también lo tuyo, aunque en otro "rubro", admiro a quienes pueden hacer humor con la actualidad, y no es una devolución de gentilezas, auténticamente te admiro.
    MDQ es lo más!

    ResponderEliminar

Gracias