13/9/09

Toda mi fortuna y frases hechas.12 Fin.

Hablar y escuchar siempre lo mismo, como un disco rayado, es eso, un disco rayado.


6 de octubre del 2009

Odio las frases hechas, los lugares comunes, los refranes populares.
Odio lo previsible, las personas disco rayado, lo monotemático.
Odio las novelitas rosa, las frases de amor cursis, los melodramas.

Pero cuando ayer a la mañana, en la sala de espera del laboratorio, el diputado, ojeroso e inquieto se sentó a mi lado casi sin mirarme y en un susurro me dijo:
-Daría toda mi fortuna para que el resultado fuera negativo.- dejé mis odios reservados para lo puramente literario y amé que todo eso fuera parte de la vida real.
Odio la temática obligada de los taxistas, la falsa espontaneidad de las charlas de ascensor, y las conversaciones entre pacientes en las antesalas de los consultorios.
Pero tuve que renunciar a mis principios durante los 15 minutos que tardaron en atendernos, cuando Fran decía:- Es un infierno el tránsito a esta hora. - mientras me apretaba la mano a escondidas de la secretaria y yo le contestaba como un disco rayado.- Hay más autos que gente en esta ciudad.

Odio esperar, en cualquier caso y por cualquier motivo.
Pero esos 15 minutos, pegado mi costado al costado de Fran, con su mano húmeda sobre la mía- perdón Marilina, si te nombro no es plagio- el tiempo se detuvo y no me importó nada. El hecho de que un papel dijera positivo o negativo no cambiaría lo que sentíamos.

Odio la cobardía y preferí siempre una cruel verdad a una mentira piadosa.
Pero en esos momentos tuve ganas de salir corriendo y arrastrar a Fran y quedarnos con la duda y besarnos en plena calle.
Nada de eso pasó porque la puerta del consultorio se abrió, nos llamaron por nuestros nombres y Fran me apretó más fuerte la mano y me arrastró en dirección al odioso bioquímico de guardapolvo blanco que tenía en sus manos el odioso papel del cual dependía nuestro futuro.

Odio los finales felices, las escenas románticas y las canciones de Luismi.
Pero el amor domestica a las fieras,nos vuelve cursis, obsesivos, monotemáticos, románticos y melodramáticos. Incluso nos hace cambiar el estilo al escribir y la música de fondo. Nos volvemos discos rayados.

Por eso decidí escribir la última página en este documento que ya tiene título, mientras Luismi canta “no se tu…pero iooooo…no dejo de pensar…” y el diputado - que por suerte no es mi tío - duerme plácidamente en mi cama de Scherezade, envuelto en las sábanas que ahora tienen olor a su perfume y el mío, mezclados con los fluídos de la pasión y el amor que nos prodigamos desde que ayer a la mañana el amoroso bioquímico nos entregó el maravilloso papel y salimos corriendo para esta casa hasta hace un par de horas.

Amo al diputado y el diputado me ama. Pero yo prefiero seguir odiando algunas cosas, porque tengo que seguir escribiendo en un género en el que no hay hadas ni magos, ni diputados buenos, ni finales felices ni frases cursis, porque estoy haciendo una novela realista.
Desde el retrato al óleo que tengo a mi derecha, la abuela de Fran - que por suerte no es mi bisabuela- me guiña un ojo en señal de aprobación, y por si no hubiera quedado claro, levanta el dedo gordo de la mano derecha cerrando el puño.

Desde la planta alta me llega la voz melosa de Fran cantando un estribillo a coro con Luismi. Después grita:
- ¿Qué estás haciendo, mi amor, mi bichito de luz, mi princesita? ¡Vení acá que papi tiene algo para vos!
- ¡Ya voy..ya voy!

Que horror. Ojalá que nunca,ninguno de mis futuros lectores lea este documento.
Mejor lo cierro ya.

Fin.

18 comentarios:

  1. ¡Ah, bueeeeeeno! Te faltó el amanecer de fondo mientras se metian desnudos en un lago, y estábamos echos.
    Linda historia, pero te fuiste al carajo con Luís Miguel. ¿Era necesario?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14:39

    Me gustó el final, pero yo pensé que se iba jugar con otros temas. Es que después de leer "Tres Minutos con la realidad" (Drei Minuten mit der Wirklichkeit) de Wolfram Fleischhauer, pensé que la historia iba a tomar otro giro.
    Y si al final daba igual que fuera el tío?
    Todo puede pasar...

    Un abrazoooootote

    Laura (Govenka)

    ResponderEliminar
  3. ah bueeenoo..... terminó siendo una de amooor totaal!!! (todas son de amor) me encantó! naranja entera! te perdono lo de luismiguel.. qué lindo... pero sospecho que si hay 2ª temporada se puede complicar.. jeje.
    salutatis por bonten!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo15:19

    Del tironcito que me he leído los dos. Ni comento en el anterior, sepa usted disculpar :-)

    Y bueno ¡yo en el fondo soy una blanda y una romantica! A MI ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO. Uff, menos mal que no era el tío, que ella sigue siendo igual de distinta, "borde" (buscar en google) y especial. jejeje.

    OTRA, OTRA, OTRAAAAAAA. Queremos otraaaaaaaaaaaa Lils.

    ¡Hala! voy al gintonic y el lexatin

    YO. Gallego-land :-)

    ResponderEliminar
  5. (pd: cómo se pone el cartelito andanteee?? me enseñás??)

    ResponderEliminar
  6. Checho, yo avisé que era una comedia romántica, lo de Luismi fue un exceso, la verdá, sepan disculpar!!! gracias por estar.

    Laurisssss, hermosa, helouuuuu!
    Bueno, la tentación de jugarme con algún tema pesado estuvo, pero al plantearlo desde el inicio como comedia romántica mucho no me cuadraba, de todos modos está planteado como una especie de diario íntimo y eso mucho margen de acción no deja. Besoooos!

    Cla, me quedaron muchas cositas en el tintero, la verdad, tal vez encare una season 2 con otro planteo narrativo que me deje más abierto el panorama. La primera persona limita un poco. Besooooooos sanadores.

    Galle querida, se lo que es "borde", y si, eso era la protagonista, o sea nada que ver con la autora, yo soy una mujer seria, che. :-))

    ResponderEliminar
  7. Cla, traté de poner las instrucciones acá pero no me toma el html, te lo mando por mail?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo20:59

    Muy buen final!!!!
    besos!!

    Elena Giorgi

    ResponderEliminar
  9. mari-ayosa23:02

    Qué suerte!!!
    Viva el romance. Que revienten de envidia las brujas que no saben amar. Hermoso.
    Cariños desde mi valle.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Elena, me alegra mucho que te haya gustado!

    Mari-ayosa, así es, que revienten. Jaja me mata tu entusiasmo.
    Besos miles y gracias enormes a todos los que siguieron esta saga. En breve la Season II.

    ResponderEliminar
  11. Y...cuando volveras a la I?

    ResponderEliminar
  12. Anónimo18:28

    Amor... amor... Perfecto para la primavera que se acerca...
    Pero... Y si fuera el tío qué?!
    Beso y voto!!

    Gabriela (malsana)

    ResponderEliminar
  13. Poeta místico, helouuuu helouuuuuu!! a la I? En cualquier momento, mirá! porque si esto sigue así en nuestra patria, me mudo a Uruguay, te juro! tengo unas ganas!

    Gabi, la verdas es que si era el tio daba lo mismo, pero parece que el diputado tenía principios muy rígidos, viste? saluditosssss

    ResponderEliminar
  14. Qué hacés despierta a esta hora que para mi es tarde y para otros es temprano???

    ResponderEliminar
  15. Cierto, escribir una narración en primera persona limita mucho los recursos. Sin embargo, sabés explotarlos a pleno.

    El juego que te permitís con las formas, me encanta, y creo que no es novedad que te lo diga.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Hoooola Relato! es que tengo trastornados los horarios de sueño, jaja pero no es lo único que tengo trastornado, es habitual en mí!

    No, no es novedad que me lo digas, pero decímelo que me gusta! jaja
    Me divirtió mucho jugar con las formas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. jajaja...si es verdad Lils...te haría bien una vueltita...

    ResponderEliminar
  18. Una vueltita no, estoy evaluando seriamente la posibilidad de irme a vivir a Uruguay. Besos!

    ResponderEliminar

Gracias