11/9/09

Toda mi fortuna y frases hechas 8

3 de septiembre de 2009


Empecé a fechar estas las anotaciones en el archivo Word que todavía no tiene nombre y que sospecho se transformó de pronto en un diario íntimo.
Las chicas acudieron al llamado cargando 1 kg de masas finas. Generalmente daba resultado. Las masas finas, ojo, no unas masas cualquiera, sino estas masas finas, las especiales, que compramos en la confitería de enfrente del atelier de Claudia, tienen propiedades curativas para los estados de desasosiego amoroso. Pero es necesario que las tres estemos juntas para que surtan efecto. El dato curioso es que era la primera vez que la ceremonia se convocaba por mí. Violeta era la que punteaba cómoda el campeonato de emergencias emocionales, la seguía Claudia a una considerable distancia, y yo hasta ahora venía orgullosamente invicta.

Llegaron en el coche de Claudia, puteando por haberse perdido en las callecitas de tierra sin nombre ni número de mi nuevo barrio- las tuve que guiar por celular- y las hice pasar directamente a la cocina de estilo campestre que es enorme y tiene una mesa de roble de dos metros por dos en su centro y ventanales llenos de macetitas florecidas.
- Guauuu que linda energía hay en este lugar.- dijo Cla.
- Che, ¡que bueno está esto!. Decime, cuando me peleo con Sebas, ¿puedo venir a quedarme con vos?.- bromeó Violeta.
Dispuse todos los elementos para el ritual sobre la mesa, una bandeja de loza inglesa con las masas, el juego de mate de acero inoxidable y plata de la abuela de Fran, - parece que el mate era también una tradición familiar igual que la fidelidad.- y una vela de vainilla en un centro de mesa hecho con ramas de pino y nueces.

- Naaaaa. Ese tipo no existe. Es una mentira. - dijo Viole cuando terminé de contar lo que me había dicho el diputado la noche anterior.
- Mmmse. Convengamos que suena raro, pero… ¿por qué no creerle?
- Porque es político.- dijo Viole, que ahora tenía a su cargo el papel de abogado del diablo que generalmente ejercía yo.- y porque es lindo, y porque tiene mucha plata.
- Nadie es perfecto.- dije yo otra vez tentada por los lugares comunes.
- A ver, pensemos.- dijo Cla.- Lo que propone el diputado tiene cierta lógica, tal vez a vos te resulte demasiado frío, pero si te ponés en su lugar…
-No me pidas milagros, nena, yo no puedo ponerme ni siquiera en mi lugar…estoy desorientadísima.
- Por eso mismo.-prosiguió Cla.- El tipo tiene 50 años, una familia, una imagen que cuidar, pero además no es un pelotudo, obviamente, y deduce que vos tenés 25 y es muy, pero muy probable que estés deslumbrada con él por todo lo que te está facilitando. El se asignó el rol de ¿papá? ¿mecenas? ¿benefactor?
-¿Y?. apuró Violeta con la boca llena de crema chantilly.
- Y…¿No se dan cuenta? Te dijo “tiempo al tiempo” porque sospecha que cuando se edite tu libro, seas famosa, tengas independencia económica y todo viento a favor, te vas a ir de gira por el mundo, le vas a dar una patada en el culo y encima te vas a enamorar de un tipo de 30 y él se va a quedar como un bol…
- ¡Cáspitas! ¡Recórcholis!.- dijo Viole con una carcajada.- que relista sos Cla, como dice mi amiga la gallega, ¡que relista!. Pero decime, nena, la verdad, la verdad, a vos ¿Qué te pasa con él?
- ¿ La verdad, la verdad?.- dije yo dándole una violenta chupada al mate.- Me calienta. ¡Como me calienta! Nunca un tipo llegó a calentarme tanto. Y la verdad, la verdad, no entiendo ese prurito, eso de calcular tan fríamente lo que puede llegar a pasar, porque además estoy segurísima de que yo también lo caliento. Que no está haciendo lo que hace solo porque soy una genia y va a ganar plata conmigo, no, yo se como me mira, yo lo siento. Entonces ¿Qué le pasa? ¿ Es trolo, o que?.- sentí un alivio enorme al haber podido vomitar lo que sentía.
- Ay, nena, - dijo Cla que es la mayor del grupo - a los 50 no se tiene la misma perspectiva que a los 25 ni que a los 30, tampoco la misma calentura, la vida tiene otras prioridades a esa edad, un tipo de 50 que no vivió al pedo, un tipo maduro como parece ser el diputado, no se arriesga a quedar enganchado con una chica como vos, independiente y solitaria, que nunca se enganchó con nadie. Tiene miedo. Cree que tiene todas las de perder.
- ¿Te parece? Dije yo. Y de verdad, me empezó a sonar coherente la conclusión de Cla.

Continúa. AQUI

6 comentarios:

  1. Anónimo7:00

    ¡Pero que relista es usted también! (dije yo, jejejeje).

    Esto está que "arde", quiero - mejor dicho - ne-ce-si-to sabelo todo ya.
    La sigooooooooooooooooo!!!

    Gallegoland :-)

    ResponderEliminar
  2. Somos re-listas, Galle! jaja

    No la voy a hacer esperar mucho, entonces.
    Beso y me voy pal otro barrio!!

    ResponderEliminar
  3. monicaiforte14:10

    Sí señora, todas las de perder. Ahí ha dicho bien.
    Es más, puede que ya haya perdido varias veces y quedar pagando no le sienta...

    ResponderEliminar
  4. jaaaaaaaa!! reelistas las chicas. el aquelarre necesario para dilucidar y convocar a los dioses. by the way, cómo no inspirarse en esa casaaa....
    salut! ay..

    ResponderEliminar
  5. Mónique, yo no creo que haya perdido tantas veces, pero en fin, él sabrá! :-)

    Cla, viste lo que es la casa, que linda energía! jeje yo me transporto en serio...jeje
    Besos y sana sana colita de rana, convoquemos un aquelarre sanador para Cla!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo0:28

    Es la típica respuesta de la amiga de la protagonista en una comedia romántica."tiene miedo"
    Sigo leyendo, muy interesante!!
    besos!
    Elena Giorgi

    ResponderEliminar

Gracias