8/7/09

Carpe diem

La negra roca de las escolleras
sólida al tacto
prometiendo arena
repite el canto
que desoyó Alfonsina.

¡Carpe Diem!

Ella escuchó sirenas
caminó pasos blandos
-como algas-
dejó recados tristes
y la rosa más fresca.

Le siguió Alicia
-¿destino de poeta?-
Y me dejaron
con lagartijas
siestas
nudos de perlas
sangre seca
y un poema inasible
escondido en la arena.

Carpe diem.


(Humildísimo homenaje a Alfonsina y Alicia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias