31/12/09

¡Felicidades!

Cuando éramos chicos, al llegar a fin de año nos poníamos contentísimos. Se acercaban momentos gloriosos. Recibíamos regalos, nos reuníamos con primos cercanos y primos lejanos que eran un batallón, y en mi caso, llegaba el momento mágico en que tomaríamos gaseosa en botella chiquita enfriada en un tanque metálico lleno de barras de hielo. Algo que sucedía solo para las fiestas de fin de año. También comeríamos cosas deliciosas que nunca comíamos y si teníamos suerte descubriríamos el escondite del oporto que mamá compraba para ponerle a la ensalada de fruta. Así me agarré el primer pedo de mi vida. Empinándome la botella de El abuelo de a traguitos, y cuando quise acordarme todo me daba vueltas y vomité. Lindo bautismo.
El secreto de esa inmensa alegría, era que los niños éramos los privilegiados.
Por eso nunca entendí la cara de culo que tenían las mujeres mayores, hasta que me casé. Ahí la cosa se empezó a invertir: era una la que tenía que llevar la carga del trabajo mayor, era una la que tenía que garpar los regalos y poner la casa en orden para que una banda de suegros, cuñados, sus respectivas esposas y otra gente que en la puta vida hubiéramos invitado, vinieran a comer como chanchos y hablar pavadas después del cuarto vermú.
Y dejarte la casa (o la quinta) echa un enchastre y con olor a vómito de borracho por una semana.
Con un poco de suerte, a la fiesta siguiente irías a devolver la agradable visita, con el agravante de tener que salir a las tres de la mañana de vuelta a casa soportando conductores mamados y boludos alegres, y lo que es peor, dentro de tu propio auto.
Pero todo eso se acaba cuando te divorcíás. Ningún placer es comparable al primer fin de año de divorciada. Ah!! Esta es mi revancha, decís, no tengo que aguantar más a la parentela hincha pelotas del idem de mi ex, no tengo que cocinar, no tengo que tener cara de culo, soy libreeeeeeeee al fin.
Pero hete aquí que pasados los 40 ya tenés a tus hijos creciditos, y tus hijos vienen con novias y novios incluídos en el combo findeañero.
Y la rueda vuelve a girar en tu contra.

Bueno gente, esto es solo una excusa para desearles a todos un muy feliz fin de año, que les sea leve y que pase pronto.
Y si algún niño está leyendo esto, por favor, disfrutá este momento, que pasa muy rápido y no se vuelve a repetir.

Para los adultos, mi deseo es que estén con quien realmente quieren, haciendo lo que quieren y disfrutando de este irrepetible momento.  O sea, ¡que vuelvan a ser como niños!




9 comentarios:

  1. Anónimo14:48

    En lo de ser niño otra vez... ¿incluye y da por válido lo de agarrarse la botella de El Abuelo y empedarse desde YAAAAA? JA!! me apuntooooooooo :-)

    Feliz Año Lils!! Un beso enorme a toda la troupe..

    YO: GALLEGOLAND DE LAS UVAS Y OLÉ

    ResponderEliminar
  2. jaja por supuesto, Galle. Hoy me acordé que mi bautismo alcohólico fue con El abuelo. jaja
    Besos y gracias, a prepararse para un año del tigre es-pec-ta-cu-lar, amiga dragona!!

    ResponderEliminar
  3. Chaaaaaaaaaaaaaaaaaaa 2010 que lo parió!!!

    Pensar la sarta de boludeces imaginativas que hubo con respecto al 2000 y el cambio de siglo y de milenio y...nada cambió jajaja

    Y ya se nos fue una década y hoy 1 de Enero de 2010 acá tamos, descansando y rascándonos el higo después de todo el laburo que representaron "las fiestas". Guacha...¿por queé me sentí identificada con el post?

    En serio la gallega es dragona también???
    Guauuuu tamos pa formar un club...esto no es casual...es causal...se chocarán los planetas sino...jajaja Tomé mucha sidrita. ick!

    ResponderEliminar
  4. Monique, bajo los efectos de una sidrita somos más gauchitas todavía.
    yes, somos las tres dragonas, junto a John Lennon, Paul M., Salvador Dalí, Pablo Neruda, Marthin Luther King. Nelson Mandela, y otros menos importantes. ¿Que tul?
    Jaaaaaaaa y aaquí estaremos también en el 2013, cagándonos de risa de las profecías apocalípticas para el 2012. Si somos eternas, che, non preocuparum.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:00

    Se permite alguna gallita en el club de dragonas?? ;-))))
    Yo las fiestas las paso cada vez mejor, pues como no tengo parientes aquí.... la paso con las/-os amigas/-os, y esas/-os se eligen!! Resumiendo:
    a pesar del frío lo paso espectacular!!!!!
    Feliz Año 2010!!!!
    Laura (Govenka()

    ResponderEliminar
  6. Govenka!! temía que te hubieras congelado en el balcón cuando fuiste a buscar el vinito! jaja
    Bueno, las gallitas son las compañeras ideales para´las dragonas, pero si no fuera así sería igual de cierto!
    Happy New Year, my darling!!!

    ResponderEliminar
  7. las ruedas giran y giran, pero me parece que en espiral. traen nuevos elementos, nuevos recursos propios. y como bien dijiste, nueva paciencia!!!!
    mis fiestas de chica eran parecidas, con miles de primos, miles de bardos, pero esperables y divertidas. todo cambia. mejor. besos resacosos todavía....!!!!

    ResponderEliminar
  8. Cla, además de ponerme a prueba la paciencia, el año que pasó me puso en alerta sobre la prescindibilidad. Descubrí que puedo delegar (sobre todo en mis hijos) algunas tareas, y todo es mucho más fácil cuando el peso de la mochila se reparte entre muchos!
    increíblemente, ellos no se resistieron. :-))

    ResponderEliminar
  9. Anónimo14:40

    El vinito lo había dejada bien cerquita, no necesitaba salir, solo abrir la puerta y estirar el brazo ajjajjaja!!!
    Govenka

    ResponderEliminar

Gracias