2/12/09

Proyecto Sun. Cap. 1

Viene de acá

Tommy

-¡Tommy! ¡Tommy! Despabilate, por favor, la salida del micro es a las 7 y todavía tenemos que desayunar.
Tommy se tapó la cabeza con la sábana y murmuró una protesta.
-Es mi luna de miel, loco, dejenme en paz, quiero dormir. La ciudadela puede esperar…
-Si no te levantás ya, me voy solo.- Dijo Jin apoyando la bandeja con el desayuno al costado de la cama de dos plazas.
- ¿Hay té de coca? -. Dijo Tomás asomando la nariz.
A pesar del madrugón Tomás y Jin estaban felices. Habían juntado peso sobre peso para hacer este viaje después de la unión civil. Conocer Macchu Pichu era el segundo sueño que cumplían en menos de una semana.

Después de cinco años de convivencia el haber adquirido los mismos derechos y obligaciones que cualquier pareja hétero tenía sabor a triunfo. Se conocían desde la infancia en el barrio de Once y se habían amado desde siempre, de tal manera que ninguno de los dos concebía la vida sin el otro. Jin era descendiente de coreanos y Tomás de españoles, ambos de familia de clase media alta, se habían conocido en el Pellegrini a los 14 años.
Llegaron cuando el micro estaba a punto de salir y tuvieron que sentarse separados. Al lado de Tommy iba una chica de unos 25 años con rasgos orientales que atraía las miradas de todos. Era bella y delgada, flexible como un junco y sonreía con aire ausente. Tommy sintió celos de pronto de la sonrisa que Jin le dedicó a la chica, pero enseguida descartó la idea: seguramente se trataba de una mera empatía racial. A Jin no le gustaban las mujeres, por más exóticas y atractivas que fueran.
Era un día soleado, sin viento, y el polvo que levantaban los micros que subían por el camino en forma de escalera caracol quedaba suspendido formando una densa cortina. Cuando la llama apareció de golpe en el medio de la ruta el chofer trató instintivamente de esquivarla y las ruedas mordieron el borde que da al precipicio.
El exceso de peso lo hizo inclinar y luego de dar una vuelta en el aire, el coche lleno de turistas atravesó las copas de los árboles y se detuvo cien metros más abajo.
Jin volvió en sí en el momento en que un grupo de paramédicos colocaban a Tommy y a la chica japonesa en sendas camillas y los llevaban hacia un helicóptero en marcha. Alrededor era un caos, algunos corrían pidiendo ayuda, otros estaban inconscientes y ensangrentados, pero el grupo del helicóptero solo parecía estar interesado en Tom y la chica. No se veía a nadie más auxiliando a los heridos. Aunque estaba algo aturdido por el golpe en la cabeza corrió gritando que lo esperaran. Quería ir con Tomás, era su pareja, les explicaba.
Dentro del helicóptero, un hombre algo mayor que los demás hablaba con una mujer rubia de gesto duro y parecían discutir.
- ¡No podemos llevarlo, Manek, él está sano! Decía la mujer.- y además estamos excedidos de peso.
El hombre al que llamaban Manek dudó unos segundos y luego dijo con firmeza.
- ¡Cárguenlo!.- y dirigiéndose a la mujer agregó en voz baja
-Relajate, Kathia, por favor. El chico nos puede resultar muy útil.

Continúa acá

8 comentarios:

  1. Anónimo3:56

    ¡Menudo giro ha tomado la historia! Joé..
    Por cierto, con detalles de plena actualidad; otra vez... "puntadita con hilo grueso":-)
    Ayyyy... bueno, espero el próximo ¿eh?

    ¡Besos tempraneros!

    YO: GALLEGOLAND

    ResponderEliminar
  2. Isa, la historia recién comienza y puede derivar en...¡cualquier cosa! ya que la voy escribiendo en el momento. :-)
    los detalles de actualidad no pueden faltar, y mis geografías favoritas tampoco. jeje
    Besoooooooos

    ResponderEliminar
  3. Merde...Sacre Bleu...Toy intrigadísima!!! jajaja
    Bongiorno a la matina!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me pregunto por qué ahora que casi ninguna pareja heterosexual se quiere casar legalmente, el mundo homosexual aboga por ese anacronismo. ¿Eso no es discriminación? ¿el pensamiento rosa lustra el matrimonio civil?

    ResponderEliminar
  5. eeepaa!!! y ahora??? interesanteee!!!!
    salutes!!!

    ResponderEliminar
  6. Moni, para esta hora es buona sera! yo también, que querés que te diga.

    Morgana ¿será porque les está prohibido? y ya sabemos que lo prohibido atrae. :-)

    Y ahora? eso es lo que yo me pregunto, Cla!

    ResponderEliminar
  7. Este Proyecto, que sigo, viene hecho una luz!!
    Consiso, elegante, atrapante

    ResponderEliminar
  8. Renzi, ¿será la luz de Sun?
    Tante grazie!

    ResponderEliminar

Gracias