7/12/09

Proyecto Sun. Cap. 4


Jin

“El espectáculo era tan magnífico que hasta me olvidé de pensar en Tommy por unos instantes. Las distintas delegaciones habían salido desde los cuatro puntos cardinales y confluían en el templo. Los coloridos de los trajes típicos y la música que acompañaba a cada grupo sumado al momento extático del atardecer le daba visos de irrealidad al conjunto.

Los que iban ataviados como Incas dieron comienzo al Inti Raymi, luego los otros fueron formando un círculo a su alrededor, incorporando sus propios rituales y danzas. Un grupo de derviches por acá, otro de africanos con sus tambores por allá, algunos neo sannyasins con sus túnicas naranjas que se unían por turno a todas las danzas, y otro de maestros Zen que observaban con sus sonrisas plácidas todo el movimiento. En el momento en que el sol apareció en la abertura de la gran ventana oeste del templo, todos al unísono dejaron sus danzas y levantaron la vista en dirección al único dios que todos veneran. El dios de siempre, el dios de todos, el único dios al que se rinde culto en este lugar: Inti, Ra, Suryen o cualquiera de los nombres que recibió de acuerdo a cada cultura: el dios Sol.
Durante 45 minutos lo miraron fijamente, sin bajar la vista ni pestañear. Ese es el método que todos los habitantes de la colonia practican, le llaman Sun Gazing. Se empieza con 10 segundos y se aumenta 10 segundos por día, hasta llegar a 45 minutos. Algunos aseguran que antes de llegar a los 45 minutos se iluminaron.
Todo maravilloso. Si no fuera porque creo que están todos locos.
La prueba de esto es la misión que me encargaron y que mañana tengo que empezar a cumplir, para volver a ver a Tommy. “

Sun

“Ya descubrí la causa del malhumor constante de Kathia. Sus labios finos y siempre apretados en un rictus amargo hablan a las claras de una permanente insatisfacción sexual. Está obsesionada con el Dr. Manek, y está obsesionada con el sexo, lo acosa, lo monta en cada ocasión que se le presenta, lo exprime, lo acorrala y nunca queda conforme. Me odia. Yo soy un obstáculo entre Manek y ella, estoy siempre en el medio. Pero a veces la sorprendo dedicándome una mirada libidinosa, babosa, asquerosa. Usa cualquier excusa para tocarme con sus manos regordetas de dedos cortos y calientes. A mi se me erizan los pelos del brazo y ella piensa que me excita. Sinceramente me da asco. Esto de percibir las emociones de las personas que tengo cerca es lo que más me incomoda de mi nueva condición.
Me estoy acostumbrando a mi nuevo cuerpo. Pero me angustia pensar en el momento en que Jin me vea. Ya es mucho el tiempo que llevamos separados. Lo extraño tanto. Manek me dice que en unos días nos van a dejar estar juntos de nuevo. No veo la hora.”

Continúa acá

2 comentarios:

  1. Anónimo10:40

    Voy a tener que ir para atras un poco, para resituarme de nuevo. Me he quedado descolocada con lo del "nuevo cuerpo" y otro detalle sobre el que no pregunto porque creo que se desvelará más adelante. ¡Joé! esta historia tiene su "aquél" ¿eh?... llena de detalles y de hilos que vinculan todo.

    :-)

    Besos guapa!!

    YO:GALLEGOLAND

    ResponderEliminar
  2. Galle, cualquier fanático de Lost puede darse cuenta que lo que estoy intentando (sin demasiado éxito) es una estructura narrativa compleja y nada lineal similar a la de la serie.
    Veremos que sale, y si puedo atar finalmente todos los hilos sueltos! jaja

    ResponderEliminar

Gracias