18/12/09

Proyecto Sun Cap. 7


Sun

“Mirar al sol todos los días desde la ventana me relaja. Preferiría reunirme con todos en el templo, pero todavía no me lo permiten. Desde acá los veo y me dan tanta paz que quisiera que se quedaran todo el tiempo ahí.
Llevo un mes haciendo el tratamiento que, según el Dr. Manek es necesario para terminar de integrarme. Conmigo mismo/a.  Tommy-Sun. ¿Lo superaré algún día?
Todavía me despierto sintiendo mi antiguo cuerpo y tengo que mirarme un largo rato en el espejo para conectar con mi imagen actual.
Ahora soy lo que físicamente siempre quise ser: una mujer hermosa. Pero no puedo olvidar que para que yo ocupara esta biología, ella tuvo que morir. Manek me dice que ella ya estaba muerta, que no tenía retorno y que este sentimiento de culpa no tiene sentido.
No sé nada de ella. ¿A quien habrán besado estos labios que ahora son míos? ¿Quién la habrá amado? ¿Quién estará preguntándose que fue de ella y seguro que buscándola desesperadamente? No puedo dejar de sentirme un intruso en casa ajena, pero lo peor de todo es la ansiedad de no saber como va a reaccionar Jin cuando me vea. ¿Me seguirá amando como antes?
El tiempo pasa y no sé si quiero que pase, le tengo mucho miedo al momento en que nos encontremos. 
El Dr. Manek me contiene y tiene el don de tranquilizarme, pero desde que anoche volvió el helicóptero que había salido a la mañana está muy ocupado y me dejó en manos de Kathia, que cada día oculta menos su cinismo. Ahora está especialmente irónica y hasta parece feliz, tiene una sonrisa de oreja a oreja que no puede disimular. Y algo me dice que su alegría no significa nada bueno para mí. Le pregunté que pasa que el ambiente está tan revolucionado en el laboratorio, porque el ritmo de calma y silencio habitual está trastocado desde anoche. Ella me miró con sus ojos de serpiente libidinosa, estiró los labios en una mueca que intenta ser una sonrisa y me dijo crípticamente:
- Significa que pronto vas a tener compañía.
- ¿Jin? ¿Se trata de Jin? ¿Nos vamos a ver?
-No. No es Jin. Me temo que a tu amorcito no lo vas a ver por un tiempito. Un tiempito largo, largo.
Y se fue meneando el culo. Como si lo tuviera lindo. “

Continúa acá

11 comentarios:

  1. Anónimo18:45

    ¡qué guacha! No puede ver feliz a nadie...Tenía que ser K...
    Yo, la moni...No me deja firmar este seleccionador de perfiles...La yegua y el pescado tendrán algo que ver?

    ResponderEliminar
  2. ¡Viste vos! jaja no había hecho la relación: K-helicóptero-yegua y pescado. Muy bueno su aporte señora. :-)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:03

    ¡No me digas que le van a crear un compañero como ella, un alma en otro cuerpo! Ufff... no me pierdo el próximo!!!

    Besos guapa (hoy tempranera, pero tardía)

    YO: GALLEGOLAND

    ResponderEliminar
  4. anoche soñé que miraba el sol!! me acabo de acordar. increíble.
    está buenísima esta historia lils! a esa katia es tremenda... parece mi gata. je.

    ResponderEliminar
  5. No, si no te voy a decir nada.
    Quédate con la espina. Muhahaha

    Salutes

    ResponderEliminar
  6. El anterior iba para la Galle.

    Cla, estuviste pensando en eso y lo soñaste! Hoy no voy a poder hacer mi Sun Gazing, a menos que componga el tiempo antes del atardecer ¡hay temporal de nuevo en MDQ! Espero no quedarme sin internet otra vez.
    Tu gata se llama Kathia?

    ResponderEliminar
  7. temporal acá también. por ahora me conformo mirándolo en sueños, ja! además en la city se hace difícil.. si, se llama katia y es bella-bella... en mi blog están los tres. besototototes!!

    ResponderEliminar
  8. Feliz año nuevo! jaja

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:35

    Hola, me tengo que poner al día con la lectura!!!!!
    Hace mucho que no ando por estos lugares, pero quería agradecer tu comentario en el otro blos.
    Beso

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7:35

    PD: Renzi

    ResponderEliminar
  11. Renzi, igual me iba a dar cuenta que era usté, ya que no soy de andar regalando halagos a cualquiera...jeje!
    Beso

    ResponderEliminar

Gracias