16/1/10

Proyecto Sun Cap. 9



Viene de acá
Cuando a Jin se despertó se encontró en una cama de la Clínica Privada custodiado por dos policías que lo retuvieron cuando quiso levantarse para salir corriendo. No tardó en entender que tendría que responder preguntas, muchas preguntas. Estaba involucrado en el rapto de dos pacientes que estaban a su cargo y eso no era una pavada. Seguramente la noticia estaría en todos los medios causando revuelo y dando lugar a especulaciones de todo tipo.
De pronto se dio cuenta de que el disparo de Kathia lo había favorecido, nadie podría sospechar que era cómplice de los raptores, él se había resistido, los había seguido y le habían disparado un dardo con anestesia que lo había dormido instantáneamente. Esa era la versión que debía sostener en los interrogatorios, que no dejaba de ser verdad en algún punto.
Pero si negaba conocer a los secuestradores, perdía toda posibilidad de conseguir ayuda oficial para volver a la Colonia y reunirse con Tommy.
Aunque pretender que las fuerzas de seguridad de Argentina, encontraran una ciudad perdida en las cercanías de Macchu Pichu, que parecía flotar en otra dimensión, era demasiado optimista. Tal vez el FBI, o la CIA, pero ¿Quién iba a creerle esta historia de seres evolucionados de otra dimensión que mandan a secuestrar humanos para someterlos a quien sabe que experimento?
No se le escapaba que de los dos pacientes que se habían llevado, el joven y la chica, uno estaba muerto y el otro vivo pero irrecuperable. Igual que Tommy y la chica japonesa. ¿Para que carajo los querrían si no era para algún experimento de resucitación?
-Kathia y la puta que te parió-. Pensó en voz alta Jin.
- ¿Quién es Kathia? Le preguntó intrigado el policía que lo escoltaba a la seccional.
- La gata de una amiga-, contestó Jin- Anoche me rasguñó el brazo y todavía me duele.
*
- Pronto vas a tener compañía-. Le dijo Kathia a Sun con una sonrisa irónica.
- ¿Jin? ¿Se trata de Jin? ¿Nos vamos a ver?
-No. No es Jin. Me temo que a tu amorcito no lo vas a ver por un tiempito. Un tiempito largo, largo.
Sun siguió a Kathia a cierta distancia por el pasillo del laboratorio para escuchar mejor sus pensamientos. A esta altura, ya podía leer la mente de los demás claramente, sobre todo cuando estaban a solas.
Así Sun con los fragmentos de imágenes que recordaba Kathia fue atando cabos y supo lo que había pasado en Buenos Aires. Que Kathia había abandonado a Jin contrariando las órdenes de Manek sin que éste supiera lo que había pasado.
Tenía que hablar a solas con Manek. Sabía que Kathia le había mentido al doctor, diciéndole que Jin había decidido voluntariamente quedarse en Argentina y que de ahí en más, manipularía a Manek para que el próximo trasplantado se convirtiera en la pareja de Sun.
Las motivaciones del comportamiento de esta mujer eran transparentes para Sun. Sencillamente, ella envidiaba el amor que Jin y ella se tenían. Un amor que Kathia no había podido despertar en Radam Manek, que para entonces parecía más interesado en la expansión de su conciencia y en sus experimentos en bien de la humanidad que en la pasión carnal sin límites que ella le ofrecía.
- Tengo que hablar con Manek a solas-. Se repitió Sun-Tommy con decisión inquebrantable.
Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias