2/11/10

XXI El Universo

Se me había perdido una carta en el mazo. Ese que Abril leía con tan solo tres años.
El mismo que gasté en busca de respuestas y que hoy guarda silencio, porque esa es la respuesta.
Se me había perdido entre las autopistas. Entre almohadas y modems y dolores de espalda.
Es el duende orejudo que a veces me visita. Me balancea un rato debajo de sus patas.
Pero siempre amanece y otro gallo canta. Y la danza, Es la danza.

6 comentarios:

  1. si perdiste el universo poné música y bailá.
    AHÍ ESTÁ.
    todo lo demás es TAN transitorio....
    SKÅL!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pero está bueno perder para encontrar! je!
    skål y recontra skål

    ResponderEliminar
  3. Entonces lo mío es buenísimo...pierdo todo todo el tiempo. Es más, les hecho la culpa a los otros de que toquetean mis cosas...Para luego recordar, que YO (mi otro Yo) las cambió de lugar.
    No, no es la edad. Siempre hice lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Moni, estás muy prosaica. :-) Lo mío es metafórico.
    Juaz!

    ResponderEliminar
  5. Ummmm...
    Pues se te habría perdido... pero yo te veo como reencontrando todo y - te - ¿o no?
    :-)

    Buen díaaaa!!

    ResponderEliminar
  6. Sí, Galle, la imagen corresponde a una tirada del tarot universal que me hice a mí misma y es muy auspiciosa a futuro. :-) Besooooooo

    ResponderEliminar

Gracias