22/12/09

Solo se ve bien con el corazón. (Instantáneas de ficción, Convocatoria literaria)



Esa Navidad nos vimos por primera vez, a través de la ventana. Los Petasni se habían mudado a mitad de año a la casa de enfrente, pero Mauricio era un año más chico que yo y todavía no iba a la escuela.
A la tarde le había preguntado a la tía Maru por qué los vecinos nuevos no tenían arbolito y me había contestado un poco molesta

- Porque son judíos.
- ¿Qué es ser judío?- le pregunté.
La tía Maru miró a mamá como pidiendo auxilio. Mamá se hizo la desentendida y me mandó a jugar.
-¿Qué es ser judío, abuela?-
- Bueno, este em, es algo que viene de familia, mejor preguntale a tu padre.- dijo la abuela.
Como mi papá no estaba y nadie se animaba a darme la respuesta, en ese mismo momento concluí que ser judío debía ser algo muy malo. No pregunté más, pero en mi corazón me solidaricé con Mauricio, el chico que cargaba con una horrible condición que nadie quería explicarme, y que seguro que él no había elegido, como tampoco yo había elegido nacer en una familia no-judía. Tan horrible era su carga, que ni el buenazo de Papá Noel le traería regalos como a mí y a todos los chicos del barrio.
Mi imaginación hizo el resto y esa nochebuena me quedé mirándolo y suponiendo que estaría muy triste, sin arbolito y sin regalos,  me puse muy triste yo también. Me quedé ahí, un largo rato, hasta que se apagaron las luces y se fue a dormir.
La mañana del 25 me levanté bien temprano. Los regalos para todos ya estaban al pie del arbolito. Elegí uno de los que tenían el nombre de mi hermano y crucé la calle. Se lo dejé en la ventana de su cuarto y me quedé espiando desde casa para cuidar que nadie se lo llevara. Al rato vino papá con un libro y me dijo que quería leerme una historia.
Por supuesto que era la historia del nacimiento de Jesús. Ahí fue donde me enteré que Jesús también había nacido en una familia judía y terminé más confundida que antes.
Definitivamente, los adultos me resultaron muy contradictorios y confusos, por lo que decidí no hacerles más preguntas y buscar las respuestas por mí misma.
Por suerte, existían otros libros donde las respuestas a las preguntas esenciales sonaban mucho más simples y coherentes. Uno de esos libros era El principito.
Desde que lo leí, pensé que era el mejor regalo para niños- y no tan niños- que podía elegirse para las fechas importantes.
Mauricio estuvo de acuerdo y lo adoptamos como costumbre.
Cada navidad salimos a dejar un ejemplar de El principito en alguna ventana, al azar, en compañía de nuestros tres hijos.

Este microcuento participa el la 6º Convocatoria literaria del blog Bicho de letras.

18 comentarios:

  1. Muy lindo el cuento, ¡pero sacá esos globos , por el amor de Dios, que molestan bastante!

    ResponderEliminar
  2. ¿Sacarlos? ¿Con lo que me costó ponerlos? ¡ni en pedo!
    A lo sumo los correré para la izquierda. A ver...

    ResponderEliminar
  3. Ahí ta' mejor, gracias.
    Insoportables los globitos. Te siguen, te siguen y te siguen...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16:29

    ¡Ahhhhhh! este me ha encantadooooooo! Tierno... :-)
    Besos amiga!!

    PD: No le haga caso al "Adriancho" deje los globos (por joder, digo) Je!

    YO: GALLEGOLAND LA DE LA CASI CINCUENTENA (guiño)

    ResponderEliminar
  5. jaja seguidores los globitos! Bueno, banqueselós, que son buenos deseos che!

    Galle, que queda para mí entonces? jaja que tengo 12 más que vos? Pero estoy FELIZ COMO LOMBRIZ.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:45

    Lils, muy lindo el cuento...pero me perdí en el final, en el remate.
    Pero debe ser culpa mia. Confieso que nunca entendía El Principito y siempre sospeché que es un mito, :-)))))

    Renzi

    PD: adheriría a las protestas por los globos...pero si te hace feliz, los soportaré, jajaja

    ResponderEliminar
  7. Los globos me rompen soberanamente las guindas!!!!
    Harta me tienen siguiéndome!! Ahora que Montoya no está aparecieron los globitos?

    Tu postal navideña fue preciosa. Se diría que sigues siendo una niña. Besotes y gulis deis

    ResponderEliminar
  8. Che, que mala onda con los globos, no se aprecian mis buenas intenciones.
    Renzi, es simple, la niña de la ventana y el niño judío se casaron y tuvieron hijos y fueron felices repartiendo Principitos. ¿Era un mito? Me acaba de romper el corazón!

    Moni...¿la postal? jaja era una expresión de deseos!
    Es al pedo, no aprecian mis buenas intenciones! jaja!

    ResponderEliminar
  9. "Zarathustra divide la evolución d ela consciencia en tres símbolos: el camello, el león y el niño. El camello es una bestia de carga, obediente, listo para ser esclavizado. Nunca puede decir que no. En la conciencia del camello hay siempre la necesidad de que alguien lo guíe; no puede confiar en sí mismo, no tiene coraje. El león es el comienzo de un "no" sagrado, es un anhelo de libertad, de destruir las prisiones; el león no necesita de ningún líder, se basta a sí mismo, es un tremendo esfuerzo por romper las cadenas, pero ni aún el león es la cima más alta; la cima más alta es cuando el león atraviesa una metamorfosis y se transforma en niño. El niño es confianza, no es obediencia ni desobediencia... es un sí sagrado".Osho
    Que estas fiestas te pesquen en la plenitud de la confianza. Lo puedes todo si lo quieres lo suficiente. Sólo desea...
    Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  10. Mirá la Morganiten como me conoce los gustos! jaja
    Nada más apropiado podías haberme dejado como saludo navideño, Moni. Es por eso que te quiero tanto!
    Este es un fragmento de "Así habló Zarathustra" de mi amado amigo Osho.
    IGUAL PARA VOS, NIÑA!

    ResponderEliminar
  11. ¡Muy bien ahí, sacando esos globos! Globos vigilantes. Con tanto seguimiento me hacian pensar que había hecho algo malo.
    Tiene razón usted: uno labura para brindarle una atención al lector y así se lo agradecen.
    No hay caso.
    Son gente desagradecida.

    ResponderEliminar
  12. Mi estimado, el cliente siempre tiene razón, bajo este lema que ha sido el leit motiv de mi vida, he quitado los globitos hincha guindas y perseguidores.
    Igual les digo ¡feliz año nuevo! psss desagradecidos...

    ResponderEliminar
  13. Renzi9:40

    Amiga, se que para usté es un día como cualquiera. Por eso le mando un abrazo como cualquier día
    Beso

    ResponderEliminar
  14. Y no le han mentido, Renzi, pero justamente hoy no es un día como cualquiera, porque esta noche en casa, se comerá por primera vez un delicioso sushi hecho por mis propias manos.

    Usté tiene la virtud de decir cosas que me dejan pensando. Esta vez, me dejó pensando en que me dió una pista sobre como selecciono yo a mis amigos. Y si, mis amigos son esos que entienden sin demasiadas explicaciones, que respetan mis elecciones y nunca me cuestionan nada. jaja! por eso tengo poquitos.
    Te quierooooo Renzi! jaja

    ResponderEliminar
  15. qué globitos??
    hermoso el cuento lils, tierno. ese libro siempre fue de cabecera en mi familia, y el primero en la lista de regalos a los más pequeñitos.
    besototes y fiestas felices!!!

    ResponderEliminar
  16. jaja es que ante el reclamo generalizado los saqué, pero eran unos globitos así de lindos que decían feliz año nuevo! jaja
    Feliz todo, Cla, y seguimoe coincidiendo en un montó de cosas, eh?
    Juaz y besosssssss enormeeeeees

    ResponderEliminar
  17. Anónimo17:50

    Buenísima la historia. Uno de los primeros libros en alemán que me compré hace ocho años fue justamente "El Principito".
    Un saludotote desde aquí con frío, nieve y un vinito blanco francés que está espectacular! Lo dejé enfriando justamente en el balcón ajajjaaj! Ya mismo brindo por nuestra amistad !! chin chin
    Un abrazotote y a prepararse para festejar la llegada del nuevo año.
    Beooooteeeessss

    Laura (alias Govenka ;-) )

    ResponderEliminar
  18. Heyyyyyyyy amiguiiiiiiiissss!! si no me fallan los cálculos, por ahí ya debe estar siendo hora de un brindis, asi que levanto mi copa por vos, por nuestra amistad y por un mundo sin fronteras y Una Humanidad!
    Abrazos calurosos y con olor a sushi, jaja!
    Shaluuuuu!
    Te quiero muchoooo!

    ResponderEliminar

Gracias